8 de abril de 2016

LA BOTELLA DE LA CALMA


   La botella o frasco de la calma, es un material de inspiración Montessori muy difundido en los últimos meses en las RRSS.Es un recipiente con agua, pegamento líquido y purpurina que ayuda al niño a canalizar su energía y  gestionar sus emociones. Está pensado para momentos de rabia, frustación, pena, angustia...


  "Cuando el niñ@ está en un nivel elevado de frustración, el ritmo cardíaco se acelera y su respiración de agita; pero ver visualmente la caída de la purpurina, hace que inconscientemente su cerebro mande señales al resto del cuerpo para que disminuya su actividad. El beneficio que reporta al niño se consigue cuando se agita la botella y luego queda en calma, pero el proceso debe estar acompañado de unos padres que le ayuden con unos pequeños ejercicios de respiración profunda. Además es un buen momento para que el niño, mientras entra en calma y tiene su espacio, pueda aprovechar para explicar las razones de su rabieta, pena, estrés…"
    Pensé que podría ayudar a conseguir la tan apreciada CALMA con los peques en clase. Así es que en casa, con ayuda de mi hijo, elaboramos un par. Es sencillísimo de hacer, y los materiales muy fáciles de conseguir.He encontrado las proporciones y el orden de los pasos a seguir de diferentes maneras dependiendo de las fuentes consultadas. Pero no creo que varíe mucho el resultado final.

 Frasco/s de cristal 
   Nosotros para la clase, optamos sin dudarlo por el plástico.

Purpurina 
  Elegimos en plata y en azul. Un bote de textura más fina y otro más gruesa. Y los combinamos.

            Colorante alimenticio
  Utilizamos el azul y el verde. Azul-tranquilidad. Verde-Calma

    Verter agua tibia en el recipiente elegido dejando un margen de 2-3 dedos en la superficie sin cubrir.

    A continuación, añadir el pegamento líquido. Creo recordar que echamos medio bote.Después la purpurina y por último el colorante (muy poquito). En cada paso, remover bien para mezclar.


    Las tapas están selladas con silicona. Y después reforzadas con cinta aislante adhesiva.
  
  Creamos una botella verde con purpurina plateada y otra azul con purpurina azul.


   Las tenemos colocadas en clase, en la MESA DE LA PAZ.

  Os dejo el vídeo  editado desde el fantástico blog "elblogdesuperpete.blogspot.com.es" donde podéis ver el proceso con mucha claridad.


    Es un estupendo recurso para el aula, pero también para casa. ¿Os animáis a hacerlo?. A ellos les encanta.

  Resto de entradas de nuestro PROYECTO EMOCIONES.

Ahora, también estamos en FACEBOOK :)

2 comentarios:

  1. Esta tarde me pongo a ello!!! Me encanta!! Gracias Consuelo

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te haya gustado Tania :)
    Ya me dices qué tal la experiencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar